¡Es que el jefe no hace nada! ¡Siempre que lo vemos está paseando! ¡No se arremanga a echar una mano!

¿Cuántas veces has oído esas frases en cualquier empresa, negocio, organización…?

Vamos a entender porqué ¡El jefe no hace nada! Y obviamente, hablaremos de un jefe normal, de una persona que se preocupa por el negocio y las personas. En ningún caso haremos referencia a personas que se hacen llamar “jefe” pensando en cómo evitar ir al trabajo, que está todo el día en la cafetería u otros comportamientos de este tipo.

 

¡MI JEFE NO HACE NADA!

Deberíamos olvidar este tipo de frases que se utilizan para crear mal ambiente y crear una imagen que no es la que corresponde con el jefe o mando de una empresa o negocio.

Un buen jefe se ha sabido y podido rodear de personas que realizan bien su trabajo para  que él no tenga que hacerlo. ¿Te imaginas si el jefe tuviera que hacer todo lo que hacen sus empleados? ¡Qué mal síntoma!

 

QUÉ DEBE HACER MI JEFE

El jefe, gracias al trabajo bien realizado por sus colaboradores, puede dedicarse a las tareas que van en su cargo.

Aquí te dejo algunas que pueden variar en función al negocio dedicado:

  • Control sobre la situación actual, es decir, que todo funcione y se desarrolle de la forma que se ha decidido según los objetivos de la empresa.
  • Mantenerse informado. Cada día, de todos los datos y asuntos que puedan afectar al funcionamiento y desarrollo de la empresa. Y, como no, detectar nuevas oportunidades de negocio.
  • Pensamiento a medio y largo plazo. El jefe debe, según la marcha de la empresa y las informaciones que recoge, trabajar en el futuro de la empresa.
  • Organización estratégica. Según los objetivos marcados a medio y largo plazo, el jefe debe estudiar y organizar la estrategia de la empresa para que se ejecuten en las fechas marcadas.
  • Relacionarse y conversar con sus colaboradores. Necesita feedback de las personas que trabajan en el negocio para detectar los puntos débiles y fuertes de este.
  • Dirigir y orientar a sus colaboradores. A través del feedback y de las actuaciones de sus colaboradores, aplicará un estilo directivo según estos colaboradores: Dirigir, formar, motivar, delegar.

 

¿TE IMAGINAS SI EL JEFE LO HACE TODO?

Visto el punto anterior, y he tratado solamente los más importantes, ¿Te imaginas si el jefe además lo hiciera todo?

Pues lo decía al principio, ¡Qué mal síntoma! Y esto no quiere decir que en momentos de una importante punta de trabajo, sea el primero que se arremangue y se ponga al frente de la tarea.

Pero si tu jefe tiene que hacer tu trabajo, entonces piensa si eres tú el que no lo está haciendo bien.

 

MALOS SÍNTOMAS

Si estás trabajando con un jefe que actúa de las siguientes maneras, entonces sí que hay un problema, del jefe o de sus colaboradores, habría que analizarlo. Pero son muy malos síntomas:

  • El jefe tiene que realizar las tareas de otros.
  • Va de aquí para allá, estresado, acelerado…
  • No controla tu trabajo…
  • Trabaja a base de emergencias.
  • Nerviosismo excesivo.
  • Falta de confianza en el equipo.
  • No da indicaciones correctas y se contradice continuamente.
  • Promete mucho y no cumple nada.

 


TE PUEDE INTERESAR…

EL líder ¿nace o se hace?

7 pasos para la gestión del cambio

Cómo recompensas a tus empleados


 

Infografía

 

el jefe infografia

 

 

Y sobre todo, a recordar y tener en cuenta  una de las máximas de un jefe:

“Lo bueno que pasa en tu empresa es gracias a tu equipo. Lo malo es tu responsabilidad.”  

Dave Ramsey

el jefe cita

 

 

 

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This