Que si…¡Esta persona no se entera…! ¡Este trabajando aquí con la gente que hay en el paro…! ¡No sabe lo que hace…! ¡Cada vez que le pido que haga algo es un desastre el resultado…!
Son expresiones que continuamente escuchamos en negocios o empresas respecto de personas que están trabajando en ellas y que son dichas por los mandos superiores.

No todas las personas son “malas” para un puesto de trabajo, y es que para saber qué persona se debe seleccionar, debemos invertir tiempo en conocer que actitudes y aptitudes requieren el puesto de trabajo a cubrir. En muchas ocasiones no se realiza este trabajo de antemano y luego nos quejamos de los resultados, perdiendo muchísimo tiempo que habríamos ganado de haber realizado un buen profesiograma del puesto.
Por ello el proceso de atracción y selección de personas debe partir de un análisis y evaluación de las características de dicho puesto a ocupar.

 

El profesiograma

Qué debes realizar

Determinar con claridad el patrón del puesto a ocupar

Es difícil y complicado buscar o atraer candidatos sin tener claro los requisitos que necesitamos.
Para el análisis del puesto de trabajo podemos encontrarnos ante dos situaciones:

  • Cubrir una vacante de un puesto ya existente, por lo que te resultará más fácil analizar las características necesarias.
  • Cubrir la creación de un nuevo puesto, por lo que necesitarás mayor reflexión y análisis para definir cuáles serán las características para ese nuevo puesto.

 

Estas pueden ser las cuestiones básicas a plantearte para el puesto en cuestión:

  • Nombre del puesto claramente descrito.
  • Dependencia y ubicación jerárquica. Quién va a ser su mando directo, personas con las que tendrá interrelación, personal a su cargo…
  • Descripción clara y concreta de la misión del puesto, metas a alcanzar y responsabilidades.
  • Las directrices y políticas de actuación según la idiosincrasia y valores de la empresa.
  • Funciones y tareas habituales, así como tareas que excepcionalmente puede atender. Este es un punto de importante reflexión para evitar que queden asuntos o elementos opacos.
  • El lugar habitual de trabajo, si tendrá que realizar viajes, visitas a proveedores/clientes…
  • Condiciones del trabajo en materia de seguridad laboral, entorno físico, formaciones…
  • Condiciones generales con el detalle de remuneración, gastos, ventajas, primas por objetivos, plan de carrera…
  • Y dependiendo de la organización podrás añadir cualquier punto que consideres de interés.

 

Formas de recoger la información

Pueden ser a través de:

  • Observación directa, viendo in situ qué y cómo se realiza el trabajo.
  • Entrevistas con empleados.
  • Cuestionarios preparados.

Con los datos obtenidos podrás generar el documento del profesiograma del puesto.

 

Creación del perfil del puesto. Profesiograma.

Con la información reunida en el profesiograma del puesto podrás elaborar las características del perfil de persona para el puesto a cubrir.

  • Datos personales. Aquí deberías crear una persona tipo para el puesto a cubrir, pero ten en cuenta que ética y legalmente no deberás discriminar a personas por razón de sexo, raza, edad, estado civil, religión, orientación sexual, afiliación sindical…
  • Requisitos de conocimientos necesarios para alcanzar los objetivos del puesto. Pueden ser títulos académicos, carnets de conducir, carnets de manipulador de productos, formaciones específicas…
  • Requisitos profesionales, que deberá ser la experiencia que deba aportar.
  • Competencias. Aquí deberemos hacer un listado de competencias necesarias y determinadas de la persona a contratar. Que no sea una lista de tres competencias ni tampoco de cien. Que sea una lista razonable para el desempeño óptimo del puesto.
  • Otras características a tener en cuenta que consideres oportunas según tu tipo de negocio o empresa.

 

Bien, ya tienes definido el perfil ideal…, pero ¿es factible encontrar una persona que cumpla estos requisitos?
Si la respuesta es SÍ, adelante continúa con la selección.
Si la respuesta es NO, vuelve a iniciar el proceso y reconsidera las características y el perfil nuevamente. Existen ideales perfectos que no vas a poder encontrar en la realidad.

 

Ventajas de utilizar el profesiograma

Entre otras, estas son algunas de las ventajas:

  • Planificación de plantillas
  • Mejora en selección de personal
  • Planificación de la formación de la platilla
  • Desarrollo de planes de carrera
  • Prevención de riesgos laborales

 

¡A preparar la oferta de empleo!

Con las características del puesto y el perfil idóneo podemos pasar a preparar la oferta de empleo.
Evidentemente, la oferta de empleo para la atracción de candidatos, variará en función de múltiples peculiaridades del entorno, circunstancias, del momento… como:

  • Situación económica
  • Situación del desempleo
  • Profesionales aptos para el puesto
  • Oferta del puesto

Ten en cuenta estas peculiaridades y prepara una oferta de empleo atractiva y con gran detalle de los requisitos necesarios para optar al puesto.

 

Infografía

 

infografia profesiograma

 

 

En próximos post me encantará comentar dónde presentar la oferta, la entrevista de selección…

Espero que te sea de ayuda esta primera parte de análisis y descripción del puesto.

 

La información presentada en esta entrada está recogida a través de experiencia personal, estudios, anotaciones…y siempre debe ser aplicada según las condiciones y características de tu negocio, ya que cada segmento empresarial tendrá diferentes exigencias.

Imágenes realizadas por socialmediamp.es

 

 

 

También te puede interesar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This